Karagöz, el famoso teatro de sombras turco

Sin duda, uno de los elementos más singulares del folclore tradicional turco es el conocido como Teatro de Sombras o Karagöz, una representación teatral de títeres que hacen uso de una pantalla traslucida iluminada, tras la cual el tirititero maneja a los personajes que generalmente están construidos en madera o cartón.

Se trata, generalmente, de un tipo de actividad lúdica para niños que se suele representar durante las festividad de Ramadán o bien en las fiestas posteriores a la Circuncisión y en el que la obra representa las divertidas aventuras sus dos protagonistas Karagöz y Hacivat.

Karagöz
Karagöz a la izquierda y Hacivat a la derecha

Ambientada en el mundo otomano, la leyenda cuenta que los personajes están inspirados en la historia de dos albañiles que vivieron en el siglo XIV y cuyas historias hacían divertir al resto de sus compañeros, impidiendo con ello la conclusión de la Gran Mezquita Imperial de Bursa, motivo por el que el sultán acabó por ejecutarlos.

Un miembro de la corte otomana se le ocurrió la idea de resucitar los personajes y creo un show donde predomina el humor y en el que los 2 protagonistas representan dos roles contrapuestos.

Karagöz o Hacivat
Hacivat

Karagöz es un hombre sencillo y sin mucha cultura, pero lleno de ingenio aunque la mayoría de sus planes, especialmente para hacerse rico, acaban siendo un fracaso. Por otro lado, Hacivat es una persona exitosa y de un nivel cultural alto, domina el turco otomano y el farsí, y con su lenguaje por momentos poético es la persona que intenta equilibrar el ímpetu de Karagöz.

Pese a la existencia de un gran número de divertidos personajes otomanos que aparecen durante la toda la representación, es Karagöz en sin duda el más popular y que da nombre genérico a este sorprendente arte tradicional turco.

Karagöz Turquia

Representada generalmente por artistas de origen judío, durante el Imperio Otomano el Karagöz fue uno de los pocos elementos folclóricos que se atrevían a hacer de forma ingeniosa una crítica social y política del Imperio, hecho que lo hizo muy popular entre las clase bajas y ayudo a su supervivencia como arte.

Desde 2009 forma parte de la lista de bienes intangibles patrimonio de la humanidad de la Unesco, por fortalecer el sentido de la identidad cultural y al tiempo por acercar a las personas a través del entretenimiento.

Licencia de uso de fotos y texto Planeta Estambul
Fotos y textos son propiedad de Planeta Estambul. Pinchar aquí para ver licencia de uso

Actualizado el 13 noviembre,2020.
Publicado por Miguel Ángel Otero Soliño