Sancaklar, la premiada mezquita subterránea de Estambul

La Mezquita de Sancaklar en Estambul es el mejor ejemplo de como el talento arquitectónico ayuda a la fe a generar espacios de pureza visual y espiritual, entornos únicos donde la religiosidad se magnifica creando una experiencia de gran intimismo y belleza.

Visitar la Mezquita de Sancaklar (Sancaklar Yeraltı Camii en turco) es de esas experiencias que enriquecen tu conocimiento sobre Turquía, hablamos de un templo semi-subterráneo que se inspira en la Cueva de Hira, el lugar donde Mahoma recibió sus primeras revelaciones, para crear un original monumento arquitectónico de gran sencillez estructural y en la que la iluminación artificial es apenas inexistente, replicando las sensaciones que tuvo el profeta en su encuentro con el divino.

Alejada de los cánones clásicos de la arquitectura tradicional turca, la mezquita no cuenta apenas con elementos de decoración y así se autoexcluye del uso de grandes lamparas o de azulejos, dejando que sea la luz natural, al colarse por un gran tragaluz, quien defina la estructura de la Quibla y genere el contraste de las líneas que definen el conjunto.

Sancaklar mosque

El escalonado interior del templo, se replica en el exterior donde el edificio se integra completamente con la topografía del entorno hasta tal punto que sino fuera por el minarete nadie se percataría de que nos encontramos ante una mezquita.

En su exterior la naturaleza se combina con la piedra a través de la recortada hierba y los cuidados arbustos, mientras un olivo crece junto a los escalones, dando eternidad y sombra a este conjunto monumental.

Sancaklar mezquita

Diseñada por el arquitecto Emre Arolat, la mezquita ha recibido innumerables premios arquitectónicos del más alto de nivel, ejemplo de que las soluciones alcanzadas en este edificio enamoran incluso al público más entendido en la materia.

El templo inaugurado en 2013 fue encargado por la familia Sancaklar y no solo aspira a ser centro de oración, sino también punto de encuentro de la comunidad, que puede acercarse a estudiar en su coqueta biblioteca.

La mezquita subterránea de Sancaklar es pura modestia conceptual, una tallada obra de piedra donde hasta la cámara de fotos parece enamorarse de su visión y en el que los genios del diseño han creado una mezquita que puede presumir de ser una de las más originales de Estambul.

Sancaklar mezquita

Como llegar a la mezquita de Sancaklar

La mezquita de Sancaklar se encuentra situada ciertamente aislada en un valle residencial del distrito de Büyükçekmece; al encontrarse lejos del centro histórico de Estambul se recomienda el uso del coche privado o taxi como la mejor alternativa para conocer este monumento.

Con todo sino quiere conocer la misma haciendo uso de transporte público decir que la mezquita se encuentra muy mal comunicada con el resto de la ciudad y supone un esfuerzo en tiempo bastante considerable el ir a visitarla (en mi caso fueron 6 horas ida y vuelta desde Levent), por lo que no recomiendo su visita a primerizos en la ciudad.

Aunque es de suponer con el futuro desarrollo urbanístico mejore las comunicaciones de la zona, en mi visita la única alternativa viable que encontré fue hacer uso del Metrobús hasta alcanzar la parada Beykent, una de las últimas de la línea. Desde allí, justo en frente de unos grandes concesionarios de coches, tomé el autobús 418 hasta el campus de la Universidad de Estambul en Cerrahpaşa y desde allí camine 20 minutos, por una calle bastante desierta entre urbanizaciones hasta alcanzar la mezquita.

Licencia de uso de fotos y texto Planeta on Tour
Las fotos y textos son propiedad de Planeta Estambul. Pinchar aquí para ver licencia de uso

Actualizado el 6 septiembre,2021.
Publicado por Miguel Ángel Otero Soliño