Beylerbeyi, el gran palacio de la parte asiática de Estambul

El palacio de Beylerbeyi (Beylerbeyi Sarayı en turco) es uno de los palacios más bellos y reconocibles de la costa asiática de Estambul. Situado a pie del Bósforo, sirvió como una residencia de verano de la familia del Sultán otomano, así como mansión de invitados para visitas ilustres de autoridades extranjeras.

Beylerbeyi Estambul
Fachada del Palacio de Beylerbeyi  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Fue un encargo del sultán Abdülaziz I al arquitecto Sarkis Balyan, miembro de la célebre familia Balyan, responsables de las principales obras arquitectónicas del Estambul del siglo XIX.

Beylerbeyi
Estatua en los jardines del Palacio de Beylerbeyi Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Fue terminado de construir en 1865 y aunque en lo referente a su aspecto exterior e interior no alcanza la brillantez de otras obras contemporáneas como el Palacio de Dolmabahçe o el de Küçüksu, constituye un referente turístico de Estambul, siendo especialmente popular para los viajeros que recorren en crucero la costa de Estambul.

Palacio Beylerbeyi Estambul
El Palacio de Beylerbeyi se encuentra situado a pie del Puente del Bósforo  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Pese a su icónica imagen desde el mar, sin duda el principal atractivo del palacio no es visible en su potencialidad desde el Bósforo, ya que su elemento más singular y hermoso son sus esplendidos jardines llenos de estatuas, fuentes y rincones con encanto que se entremezclan con una cuidada vegetación, distribuida siguiendo los cánones de los mejores arquitectos del paisaje.

Beylerbeyi
Jardines del Palacio de Beylerbeyi  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Curiosamente desde donde uno entiende mejor la inmensidad de este palacio es desde el primer puente del Bósforo cuyos pilares se asientan muy cerca del monumento, emplazamiento desde excepción donde podemos divisar la geometría de los jardines y de las edificaciones del que es uno de los palacios más grandes de Estambul, legado en forma de edificio que nos recuerda con su presencia el poder y grandeza del antiguo Imperio Otomano.

Beylerbeyi sarayi
Uno de los dos pabellones de baño existentes en el recinto del Palacio  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Actualizado el 2 noviembre,2018.
Publicado por

3 pensamientos en “Beylerbeyi, el gran palacio de la parte asiática de Estambul

  1. La verdad, prefiero que los palacios sean completamente “orientales” como Topkapi. Porque la imitación barroco-rococó me aburre profundamente, no ya la imitación, sino muchas veces original…, aunque no niego que estas visitas pueden tener sorpresas agradables de algo que no esperabas.

    Me gusta

  2. Yo estoy entre dos aguas, ya que por un lado me gusta visitar este tipo de palacios ya que suelen tener siempre integrados unos maravillosos jardines, ahora bien reconozco que en lineas generales me parecen saturantes y monótonos especialmente en lo que se refiere a su decoración interior. Con todo estoy de acuerdo contigo que los palacios otomanos previos a la llegada del barroco a Turquia son mas atractivos, quizás porque desarrollaban un estilo mas original y no imitación de lo que se hacía en Francia y centro Europa.

    La arquitectura otomana pre-barroca es muy bella, original y siempre sorprendente, por ejemplo después de empaparme de cultura turca, a día de hoy creo sin dudarlo que Mimar Sinan ha sido el mejor arquitecto de la historia, quizás cuando visite otras culturas cambie de opinión, pero me resulta increíble que hasta hace 5 años no conociese a este genial arquitecto, si en vez de ser turco fuese norteamericano, francés o británico, harían hasta películas de él, era un verdadero genio.

    Me gusta

    • Estoy de acuerdo en las dos apreciaciones, cuando se trata de copiar algo que ya está arraigado en otra cultura para implantarlo en otra…no se consigue el mismo efecto ni perfección que en lo original, y eso que el arte otomano podemos decir que ya es suficiente barroco por si mismo. De este palacio me encantaron esas enormes lámparas de cristal de todos los colores que iluminan el interior del edificio, y esa espacie de “piscina” privada en el interior de la primera planta, totalmente inesperada y original.
      Sobre Mimar Sinan, fue genio, el homólogo oriental de Leonardo Da Vinci, autodidacta y aún así maestro en todo lo que emprendía.

      Saludos

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .